REPORTAJE FOTOGRÁFICO DE COMUNIÓN: ANTONIO

Este año, como está siendo un poco raro, las comuniones han pasado a celebrarse en Septiembre-Octubre, por lo que nos han obligado un poco a hacer las fotografías en pleno verano. Y nosotros vivimos en Sevilla, ¡ya sabéis! Aunque el tiempo quiso darnos un poco de tregua y así pudimos realizar la sesión de Antonio en interior y exterior. Su mamá no se decidió hasta el último momento, ¡pero fue la decisión más acertada! Pues gracias a esa pequeña espera, pudimos realizar un reportaje doble para nuestro pequeño.

Primero quedamos para hacer la parte del reportaje en el estudio, con flashes, así que tras cambiar a Antonio y su hermano pequeño de ropa, comenzamos con la sesión. Pasamos por 2 escenarios en los cuáles Antonio se sintió muy asusto y sonriente en todo momento.

En unos de ellos, nuestro pequeño modelo, estuvo acompañado de sus padres y de su hermano pequeño, que al igual que él no podía ser más fotogénico y llevarse mejor con nuestro objetivo. La familia al completo nos lo puso super fácil, pues todos estaban y se mostraban cómodos con la cámara. Y en el segundo los dos pequeños fueron los protagonistas de la historia de comunión que íbamos a contar.

Tras un rato de sesión en interior, cogimos nuestro atrezzo para salir fuera al parque y seguir con las fotografías. En este caso, fue el propio niño el que eligió lo que nos llevaríamos. Una silla azul y una maleta, (sin olvidar un pequeño detalle de un abuelo del pequeño), una gorra muy especial.

Antonio, un chico que en el primer momento ya sabíamos que iba a darnos unas fotografías preciosas

Comenzamos nuestro reportaje con una foto que muy poquitas mamás han decidido hacerles a sus hijos, una foto que haga que recuerden este tiempo tan loco que estamos viviendo. Y continuamos disfrutando de Antonio y su naturalidad por un paseo por el parque en el que íbamos capturando momentos.

Creo que lo bueno de niños como él, es que si tienes una idea, hacen que esa idea que tienes en tu cabeza pase a estar plasmada en una fotografía. Y tengo que agradecerle a Mª Ángeles que me dejara realizar algunas fotografías en concreto que hoy lucen en nuestro escaparate.

Fue una experiencia y un rato muy agradable tanto para nosotros como para ellos, y espero que disfrutéis de el, tanto como lo hicimos nosotros el día de su reportaje. ¡Os dejamos con Antonio!